Roberto Mata Taller de Fotografia

desde 1993

Caracas ciudad de constructores (sin video, solo mira alrededor)


Sin querer seguir dándole más vueltas al tema del vídeo “Caracas Ciudad de Despedida”, mi planteamiento se orienta más hacia revertir el enfoque negativo con que se ha asumido el referido vídeo, o mejor aún, a relevar la discusión de si es legítimo irse o no del país, o si me preocupa más el hecho del lenguaje verbal de nuestros hijos, para mí el eje que debemos inspirar (como vídeo) hacia los demás y con mayor peso es el de aquellas personas que “hacen cada día que nuestro país valga la pena ”, a pesar de todas las dificultades que conocemos y afrontamos de nuestro entorno.


Coloco como ejemplo la comunidad de estudiantes y profesores de la Escuela de Fotografía de Roberto Mata (RMF), donde cada persona que se prepara en dichas aulas, además de ejercer una profesión y un oficio en su vida y frente a esta dura ciudad, ejerce un rol de constructor de una nueva cultura de trabajo y enseñanza hacia su entorno social. En esta práctica de fotografiar, he conocido múltiples personas que cada día de sus vidas dan lo mejor de sí para llevar a cabo sus labores familiares, económicas y humanas, aunado al hecho de incorporar en su quehacer diario el hecho fotográfico. Esto nos lleva al punto de la multihabilidad o la polivalencia, un rasgo característico de los genios que ha descrito la historia. Pero el punto central es el empuje que cada persona de esta escuela, profesores y alumnos, fomenta en la construcción de un nuevo modelo social que aboga por trabajar y crear en paralelo. Uno de los mejores autores que ha escrito sobre la creatividad, como es Edward De Bono, ha planteado que nuestro cerebro tiene una capacidad infinita de crear y de ejercer acciones para producir cosas, lo cual explica el hecho de porque muchos genios tenían la capacidad de ser arquitectos, astrónomos, químicos e innovadores. Es así como vemos ejemplos de personas de esta comunidad que además de ser músicos y docentes enseñan y hacen fotografía; abogados, arquitectos, biólogos, periodistas, odontólogos, sociólogos, amas de casa, bachilleres y adolescentes que paralelo a sus quehaceres cotidianos multiplican sus capacidades para crear y fortalecer una cultura de trabajo transdisciplinaria, un ejemplo de formación y construcción para afrontar los retos de la vida y enaltecer una ciudad y un país con hechos concretos de expresión cultural.


Igual pasa con cada profesor de la escuela, fotógrafos profesionales que además de realizar sus trabajos, se dedican a formar y transferir sus conocimientos en este oficio. Son portadores de un ejemplo para sus entornos familiares de cómo construir un país económica y socialmente, abonando en el terreno de la construcción y la creación compleja, diversa y original. Al igual que esta comunidad, ejemplos de este tipo en Venezuela sobran, muchos llevan adelante el trabajo con dignidad y ahínco, sobrepasando obstáculos cotidianos y dudas, pero construyendo, haciendo, experimentando y viviendo. Nuestra sociedad esta llena de estos ejemplos, simplemente es cuestión de enfocar bien para saber dónde están, y permitirnos ver la otra cara de la moneda.


Ver a Caracas desde esta óptica es verla desde un reflejo de luz para superar cada obstáculo y cada duda en la vida, por muy hostil, insegura, peligrosa y riesgosa que sea la ciudad, hay espacio, y siempre lo habrá, para quienes quieran construir y desarrollar sus aptitudes en conjunto con este conglomerado social. Este modelo de constructor social permite ponderar si las raíces están aquí o en otras fronteras, en todo caso la decisión de emigrar es personal, pero de esta forma y manera social ya nuestro país ganó. El dejar de “hacer y crear” es darle oportunidad a la mediocridad, aun cuando estés en el campo más desarrollado del planeta.


Lyonell Quiroz Rodríguez

Visitas: 49

Responde a esto

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto Mata.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio